Oraci√≥n De La Ma√Īana

¬ŅComo es la oraci√≥n de la ma√Īana?

La mejor manera de empezar el dia es con una oraci√≥n¬†de la ma√Īana al levantarse.

No importa lo que le depare el día, pasar tiempo con estas palabras le dará energía y lo consolará a través de lo que venga.

Bendito Padre omnipotente,
te agradezco por este nuevo día,
ya que con el nacer del sol, con mi despertar y con mi andanza por él,
tengo la ocasión de estar más cerca de ti, de ser mejor servidor de lo que fui ayer.

Te agradezco por la familia en que me has puesto,
por mis amigos que me guían por el bien
y todo aquello que lleva por el camino hacia ti, que representan algo positivo en mi vida.

Glorifica con tu Santo Esp√≠ritu, Se√Īor,
cada uno de mis pasos, para que sea ejemplo de tu buen corazón
a todos los que en sendero encuentre.

Glorifica con tu Santo Esp√≠ritu, Se√Īor,
mi lengua, mis labios y mi voz,
para que ellos sean defensores de tu palabra y transmisores de la misma.
Funde en mis manos tu santa sangre, Se√Īor,
que estén repletas de tu divina obediencia, para que mi empleo sea bendecido.

Que sea tu dicha la que toque mi corazón, y sea cadena universal el saber que soy tu fiel servidor,
y de dicha manera ser un instrumento de tu divina paz.

Pongo en tus manos todo lo que hoy soy y lo que seré,
para que me moldees a tu imagen y preferencia,
de tal manera de ser semejante a ti, por el bien de tu pueblo,
y para que tu nombre sea glorificado en cada lugar que atraviese.

Te lo pido en el nombre del Padre, del hijo y del Espíritu Santo.
Amén.

Al comenzar el día

Oraciones-dela-manana2

Se√Īor Dios todo poderoso, gracias te doy por este nuevo d√≠a, ya que con este nuevo d√≠a tengo la oportunidad de acercarme mas a ti, y de servirte mejor que ayer.

Gracias te doy por mi familia, mis amigos y por todas las cosas  que ya has puesto enfrente de mí para mi bien.
 
Santifica Se√Īor por medio de tu Santo Esp√≠ritu, cada paso que yo de, para que a trav√©s de ellos de muestra de tu gloria y poder a los que encuentre por el camino.
 
Bendice Se√Īor Jesucristo mis labios para que den testimonio de tu misericordia y amor; unge Se√Īor Jesucristo mis manos con el perfume de tu Santa Obediencia a la Ley, para que estas bendigan mi labor; abre mis ojos para que vean tu esplendor y as√≠ poder tenerte como luz que de claridad a todas las decisiones que hoy tome.
 
Que por tu gracia mi corazón se regocije dé tal manera que todo el universo sepa que soy tu siervo, y así humildemente servir como instrumento de tu Divina Paz.

Te entrego mi coraz√≥n, mis pensamientos y todo mi ser para que los transformes a tu Imagen, y as√≠ poder yo ser mas como tu por el bien de tu pueblo, y para la gloria de tu Santo Nombre. Te pedimos esto en el Santo nombre de Jesucristo nuestro Se√Īor.Am√©n.

Oraci√≥n de la ma√Īana al levantarse

oracion-de-un-nuevo-dia

Se√Īor, Dios todopoderoso, que nos has hecho llegar al comienzo de este d√≠a: danos tu ayuda para que no caigamos hoy en el pecado, sino que en nuestras palabras, pensamientos y acciones sigan el camino de tus mandatos.

Por nuestro Se√Īor Jesucristo, tu Hijo, qui√©n contigo vive y reina en unidad con el Esp√≠ritu Santo, por los siglos de los siglos.

 Amén.

Autor: Liturgia de las horas

Salmo 5

Al tocar la luz del dia mis ojos, Se√Īor,

mi corazón se levanta hacia tí en busca de tu mirada.
Escucha las palabras de quien siente la vida de nuevo,
y estate atento, Se√Īor; cercano a mi mano abierta,
D√° respuesta a mi pregunta; ay√ļdame en mi inquietud,
t√ļ que eres mi Se√Īor, en qui√©n yo conf√≠o.

A tí abro mi ser, mis ganas de vivir, mi despertar;
de ma√Īana en tus manos pongo mis miedos, mis ilusiones;
de ma√Īana, en tus ojos pongo la pureza u sinceridad
de mi b√ļsqueda.
de ma√Īana en tu camino, quiero dirigir mis pasos.
Oye mi voz, Se√Īor, tu que eres bueno y compasivo
y alienta mi vida que busca en tí luz y calor.

Mira, Se√Īor, mi coraz√≥n pobre, que como un gorrioncillo
busca abrigo en tus manos, toma mi arcilla
y mold√©ala seg√ļn los proyectos que tienes para m√≠ este d√≠a
Quiero estar ante tus ojos y dejarme penetrar por tu mirada;
delante de tus ojos, Se√Īor, me siento peque√Īo y fr√°gil.
Derrama al comenzar la ma√Īana tu ternura y tu bondad
para que mi corazón se sienta fuerte y animoso.

Se√Īor, aparta de mi camino el mal que me rodea,
y no dejes que este d√≠a la mentira se adue√Īe de m√≠.
dame mansedumbre y humildad para que mi coraz√≥n, Se√Īor,
no sea hoy violento ni haga juego sucio a nadie.
Confío en la abundancia de tu amor y camino hacia tí
firme de que me acoges en tu casa. Haz. Se√Īor,
que camine hoy en tu presencia y que tema apartarme de tí.

Gu√≠ame, Se√Īor, tu que eres bueno y santo;
guíame hacia la luz y que camine como hijo de la luz;
guíame y allana mi camino para que sea fiel a tu ley.
y tu camino, Se√Īor, Sea hoy la pasi√≥n de mi coraz√≥n joven,
y que tu Espíritu Santo me ayude en cada paso.

Que mi boca, Se√Īor, sea hoy la expresi√≥n de mi interior;
que mis palabras arranquen de lo profundo y sean verdaderas.

Se√Īor, dame un coraz√≥n limpio para que te pueda ver,
Se√Īor, dame un coraz√≥n de pobre para que viva hoy tu reino,
Se√Īor, dame un coraz√≥n misericordioso, para que derrame misericordia,
Se√Īor, dame un coraz√≥n lleno de paz, para que sea hijo tuyo,
Se√Īor, dame un coraz√≥n que tenga hambre y sed de justicia
para que sea saciado y haga tu voluntad;
Se√Īor, dame un coraz√≥n manso para que posea la tierra,
Que mi corazón se alegre y se regocije hoy,
porque todo lo espero de Tí Dios mío.

A t√≠ me acojo, Se√Īor, al comenzar el d√≠a, prot√©geme.
En t√≠ pongo mi confianza como un ni√Īo en su made, ay√ļdame.
A t√≠ abro mis proyectos y los planes de este d√≠a, acomp√°√Īame
A tí ofrezco lo que soy y lo que tengo, acógelo.
A tí que eres Dios de la vida, te pido fuerza, anímame.
Mi corazón te ama y, lleno de gozo exulta en tí.

Bend√≠ceme , Se√Īor, gu√≠ame por el camino justo;
como un gran escudo defiéndeme, sé mi fortaleza.
Que tus alas, Se√Īor, me cobijen y guarden
mientras yo voy viviendo el día de hoy.

La Oración Siempre En Primer Lugar

Mas él se apartaba a lugares desiertos, y oraba. (Lucas 5:16)

La oración es el fundamento de tu vida cristiana personal y también lo es de tu ministerio en la iglesia. Así como los cimientos de un edificio lo refuerzan y aseguran, la oración te da algo firme en lo que descansar. Está claro que por eso satanás trabaja sin parar para mantenerte ocupado y para distraerte a fin de que pierdas la comunicación diaria e íntima con tu Padre celestial.

Pero hubo una persona contra la que satan√°s no pudo avanzar cuando busc√≥ interrumpir Su vida de oraci√≥n: Jes√ļs. Y √Čl es el gran ejemplo de c√≥mo deber√≠a ser tu vida de oraci√≥n. Comenz√≥ y termin√≥ Su ministerio p√ļblico en oraci√≥n.

En Marcos, cap√≠tulo uno, en uno de los d√≠as m√°s ajetreados de Su vida, leemos que Jes√ļs se levant√≥ antes del amanecer para orar. Lucas escribi√≥ que ¬ď√Čl se apartaba para orar¬Ē (Lucas 5:16). ¬°Formaba parte de Su rutina diaria! En el Huerto de Getseman√≠, or√≥ con una intensidad que ninguno de nosotros conocer√° jam√°s.

¬°No es de sorprender que los disc√≠pulos le preguntaran c√≥mo hab√≠a que orar! ¬ŅCu√°l es la importancia de la oraci√≥n? Veamos a Pedro.

Precisamente las oraciones de Cristo impidieron que √©ste se derrumbara despu√©s de negar a su Se√Īor; Sus plegarias lo rescataron y llegaron a convertirlo en un l√≠der de la iglesia. Y la √ļnica raz√≥n por la que no fallas m√°s veces es porque Jes√ļs tambi√©n est√° orando por ti (Juan 17:20, Hebreos 7:2 5).

La aplicaci√≥n pr√°ctica es bastante evidente: si Jes√ļs necesitaba orar, t√ļ tambi√©n. Si est√°s esperando a que te apetezca o a que te mueva el Esp√≠ritu a orar, no lo has captado bien. El Esp√≠ritu Santo ya te ha movido a orar mediante la instrucci√≥n y el ejemplo que te dej√≥ Cristo.

Quiero, pues, que los hombres oren en todo lugar, levantando manos santas, sin ira ni contienda¬Ē (1 Timoteo 2:8)

El Poder de la oración en la Biblia

Pablo, al preparar a Timoteo para el ministerio, quiso que √©ste entendiera c√≥mo funcionaba la iglesia. Por eso, comenz√≥ con lo fundamental: la oraci√≥n. Lo que Pablo estaba diciendo era: ¬ĎAntes de ponerte a hacer nada, ora. Antes de ense√Īar nada, ens√©√Īales a los tuyos a orar¬í. ¬ŅPor qu√©? Porque si Dios no est√° de tu parte, ¬°nada te saldr√° bien! La mayor√≠a entendemos esto con la cabeza.

Decimos una oracioncita al salir corriendo de casa, bendecimos la mesa antes de comer, iniciamos el culto con oraci√≥n, pero pocos comprendemos la verdadera importancia de √©sta. Pablo no quer√≠a que Timoteo se despistara ni que tuviera la idea err√≥nea respecto al lugar que ocupa la oraci√≥n en la iglesia. A veces nos enga√Īamos creyendo que podemos ¬ďhacer que sucedan cosas¬Ē sin orar.

Si una iglesia no es de oraci√≥n, da igual lo bien que predique el pastor, lo bien que cante el coro o lo bonito que sea el edificio; para que la obra progrese, Jes√ļs dijo:¬ď¬ÖMi casa ser√° casa de oraci√≥n¬Ö¬Ē (Lucas 19:46). Oswald Chambers escribi√≥: ¬ďVemos la oraci√≥n como un medio para conseguir cosas para nosotros, pero el concepto b√≠blico consiste en que conozcamos cada vez mejor a Dios¬Ē.

No vas a la iglesia s√≥lo para escuchar un serm√≥n animado o una canci√≥n bonita. Vas a encontrarte con Dios. El pastor y el coro son los canales a trav√©s de los cuales √Čl puede hablar, pero no hay nada que sustituya a la oraci√≥n. No es cuesti√≥n de sentimientos; tu crecimiento espiritual y tu supervivencia dependen de ella. As√≠ que si has perdido tu h√°bito de orar¬°vuelve a recuperarlo!

ENSE√ĎARLES QUE DEB√ćAN ORAR SIEMPRE, SIN DESANIMARSE¬Ē (Lucas 18:1)

Si alguien amenazara a tu casa o a los tuyos, ¬Ņno los defender√≠as? Pues est√°n siendo atacados, aunque el enemigo es invisible. Pablo afirma que gran parte de la responsabilidad a la hora de parar esos ataques corresponde a los varones cristianos.¬ďQuiero¬Ö que los hombres oren en todo lugar¬Ē (1 Timoteo 2:8).

Aqu√≠ la palabra ¬ďhombres¬Ē no se refiere a la raza humana, sino al g√©nero masculino. Ahora bien, eso no significa que s√≥lo los hombres tengan que orar, puesto que es una tarea de todo cristiano. Tampoco quiere decir que la oraci√≥n sea la √ļnica tarea,¬°pero s√≠ la primera! John Bunyan dijo: ¬ĎPuedes hacer m√°s cosas adem√°s de orar despu√©s de haber orado, pero no antes¬Ē.

Santiago escribi√≥: ¬ďLa oraci√≥n eficaz del justo puede mucho¬Ē (Santiago 5:16). F√≠jate en la palabra ¬ďjusto¬Ē. Cada uno de los creyentes est√° revestido de la justicia de Cristo, lo que significa estar a buenas con Dios. Hay dos clases de justicia:la posicional (tu posici√≥n delante del Se√Īor) y la pr√°ctica.

Tienes que practicar la justicia a diario dejando que el Espíritu Santo te limpie, te llene y te use. Igual que no quieres beber de un vaso sucio, Dios no quiere oír las oraciones de un cristiano cuya vida esté llene de basura. La oración a la que Dios responde:
1) tiene que hacerse con un corazón limpio.

2) debe ser seria e intensa; no consiste en lanzar al aire unos cuantos deseos para ver cu√°les elige cumplirte Dios.

3) tiene que estar en consonancia con la Palabra de Dios y Sus propósitos.

4) debe provenir de un coraz√≥n firme porque el que duda no recibe nada del Se√Īor (Santiago 1:6-8).